Restaurante Noviembre

Me encanta que me sorprendan y esta vez me han sorprendido para bien y de la manera más healthy posible.

Ahora que este estilo de vida está de moda. Ahora que somos más consciente de lo importante que es comer sano. Ahora, es cuando Noviembre abre sus puertas y te deja sorprendido no, lo siguiente.

Muchas gracias a todos los que habéis hecho de nuestra cena un espectáculo saludable.

Buey eco, servilletas recicladas, carne halal, pan de semillas, hamburguesa vegana, huevos ecológico… son solo algunas cosas de su extensa carta que ojalá pudiéramos haber probado todo en un día.

Hoy cambio La Cocina internacional por una Cocina saludable que no es menos importante.

Este restaurante es de los mismos dueños que Ohana ¿os acordáis de Ohana? Aquí os dejo nuestra visita.

Pero este, aunque siga con la misma dinámica que Ohana va un pasito más allá en cuanto a comida saludable se refiere.

Tienen una carta extensa que ofrecen desayunos, comidas, merienda y cena. Nosotros, fuimos para cenar y con ganas de ir a probar sus desayunos que tenían una pinta ¡increíble!

Como picoteo y dejando de lado las típicas aceitunas nos pusieron esto:

Le llaman Tape nade y es una mezcla de tomate seco, palmesano y aceitunas que está realmente delicioso.

Para empezar, elegimos una ensalada que el simpático encargado nos recomendó:

Se llama Ensalada madang que lleva manzana, aguacate, pollo empañado, nueces, canónigos, parmesano con salsa mostaza y miel. Solo tenéis que ver La foto para deducir que estaba buenísima. Cada ingrediente era perfecto para mi gusto, ni sobraba ni faltaba nada. Viene en un plato bastante grande que nosotros no pudimos acabarlo.

Para compartir pedimos sus famosos sándwich y hamburguesas que también tuvieron el detalle de aconsejarnos.

  • El sándwich Este:

Que lleva pollo a la plancha, cebolla caramelizada, queso de cabra, rúcula y salsa de mostaza con pan de semillas.

Donde se ponga un buen queso de cabra que se quite lo demás y en Noviembre no iban a ser menos con este. De los mejores que he probado y lo mejor es que tienes infinidad de sándwich para elegir. Además, puedes combinarlo con el pan que más te guste. Nosotros elegimos el pan de semillas y fue la combinación perfecta. Como guarnición nos pusieron patatas fritas orgánicas y salsa de mostaza.

  • La hamburguesa Hope:

    

Que lleva buey eco, cebolla caramelizada, edam, canónigos y salsa noviembre. La salsa Noviembre es una salsa que hacen ellos con wasabi y miel. A mí no me gustó, pero aconsejo probarla, te lo ponen en un cuenco a parte para que la pruebes antes de usarla en tu hamburguesa.

Como guarnición pedimos aritos de cebolla sin saber que iban a ser tantos. Eso sí, los mejores aritos de cebolla que yo he probado hasta ahora.

De postre y con ganas de reventar nos pusieron una tarta de tres chocolates casera que quitaba el sentido, casi tan buena como la que hago yo. Y para rematar y quitarnos esta pesadez sus famosos smoothies naturales.

Estáis leyendo cosas de una persona que odia lo ácido, que no me gustan las naranjas, que a las fresas que echo azúcar… pues este smoothies ME ENCANTÓ!

Se llama sunt-zu y lleva naranja, piña, limón y hierva buena.

Increíblemente no me sabía tan ácido y de verdad que hace que toda la comida sea menos pesada, salimos de allí súper bien.

Tenemos claro que tenemos que volver, estos dueños están haciendo de Málaga algo innovador y sano con cada restaurante que abren y a nosotros nos están encantando conocer este tipo de cocina.

¿Qué playas visito en Mallorca?

Hola a todos de nuevo!
Hoy os traigo un nuevo post y esta vez os cuento mi plan de playas de Mallorca.
Yo realicé un plan de nuestro viaje a Mallorca pero claro, no iba sola, éramos cuatro, así que del plan solo vimos tres playas de las que yo tenía vistas.
Aún así aquí os voy a dejar mi plan de cada playa y como tenía visto llegar con el coche.

Bueno Mallorca tiene infinidad de playas y calas. Tantas que cuando empecé a buscar me volví loca ? pero poco a poco iba situándome y claro no es tan bonito todo, básicamente porque Mallorca es una isla bastante grande y aconsejo ver solo una parte si vais tan pocos días como nosotras.
De las playas que yo tenía vistas decidimos ir a cuatro, de las cuales se redujo a tres por un problema con el coche que os conté en mi primer post.
De todas las playas que vi ( que fueron muchas ) mis amigas y yo nos decidimos por tres:

  • Calo des Moro.
  • Cala Llombards
  • Playa de Es Trenc

Calo des Moro: está es una típica cala de Mallorca con agua transparente y turquesa con no más de 40 metros de largo y 60 de ancho. arena blanca y fina.
El acceso a esta playa es bastante complicado. Es más, muchos turistas no llegan a bajar y se quedan viendo sus increíbles vistas desde arriba.
A esta playa llegamos en coche dejándolo aparcado en un terreno adaptados para coches justo antes. Para llegar simplemente puse en google Maps “Calo des Moro” el GPS os lleva a esta cala perfectamente y veréis este hueco para el coche. Un detalle importante de esta cala es que a las 6 o incluso antes el sol se va. O por lo menos en septiembre, supongo que en pleno agosto dura algo más.
Aún así nosotras llegamos a las 5 y sin mucho sol el agua tiene una temperatura perfecta y fuera no hace frío.
Cuando sigues las indicaciones antes de llegar a Calo des Moro, tienes que bajar infinitos escalones y llegas hasta un mirador increíble donde a mano izquierda está Cala S’Almonia.
Ahora os hablo de S’Almonia, nosotras la encontramos anteriormente en un blog leyendo pero no le dimos importancia, pero al verla, enamora. No estaba en nuestro plan, pero se volvió irresistible y enseguida la unimos a nuestro plan.
Es un pequeño puerto sin arena, es suelo con unas rampas para las barquitas. Es poco turística, muy pocos turistas se quedan a bañarse, todos pasan de largo hacia Calo des Moro, pero nosotras decidimos bajar y dar un primer comienzo a las calas de Mallorca.
Mi toma de contacto fue pésima, me aventuré demasiado y me caí. ¿Porque ?
El acceso al agua es malísimo, no, lo siguiente. Como es de esperar no es una cala, es un puerto entonces como he explicado es una cuesta, llena de musgo por el que me resbalé y caí directa al agua. ( es una manera de bajar rápida ) pero no la aconsejo. Mis amigas investigaron y se baja con cuidado por unas de las pareces que tiene esta cuesta. Es complicado. Muy complicado.
Después de esto, el agua es perfecta, limpia, clara y con pescados por doquier. Como principalmente íbamos a Calo des Moro aquí estuvimos poco tiempo, pero nos dio tiempo a ver una pequeña cueva que tiene a mano derecha por donde se entra a través del agua. La verdad que esta Cala es perfecta para estar tranquilo y disfrutar relajado.
Estas dos calas la vimos el viernes por la tarde. Y el sábado por la tarde fuimos a cala Llombard.
Con el Google maps se llega, pero se llega por la parte de arriba, tenéis que bajar otras escaleras. Cuando llegué me di cuenta que tiene justo detrás otro camino para llegar con aparcamientos, en mi primer post os dejo una foto.
Esta cala ya debería denominarse playa. Tiene 100 metros de arena blanca y fina.
Ya nos encontramos un puesto de socorrismo y un chiringuito donde nosotras nos pedimos unos cócteles.
Esta playa es grande y larga, cuando llegamos a las 4 nos costó encontrar un hueco donde poner la toalla, pero se consigue. El agua es algo más fría que las otras dos y también muy salada. ¿ os acordáis de mi caída en Cala S’Almonia ? Pues me hice varias heridas que en esta cala me estaban matando.
Igualmente es preciosa, solo bajar las escaleras ves el color turquesa uniéndose con el cielo y parece una postal. El atardecer como os digo es aproximadamente a las 5 y media de la tarde, aquí como en las otras calas el sol se va a esa hora, pero te deja un color de cielo anaranjado muy bonito. Estas tres calas están en la zona sur de la isla entonces en coche no tardábamos más de 45 min. la cuarta cala que teníamos pensado visitar es: es playa de es trenc
Esta era para el viernes por la mañana pero hubo cambio de planes.
Teníamos ganas de ver una playa y no una cala como nombro anteriormente. Esta playa mide 2km de largo y es muy turística, por lo que habíamos leído el parking es de pago.
Y el agua sigue siendo cristalina y turquesa que es el encanto de Mallorca. También habíamos leído que tiene un atardecer bastante bonito. Así que es una opción para cuando vuelva.
De mi lista de playas antes de decantarnos por estas tres yo tenía:

  • Cala san Vicente.
  • Cala sa calobra
  • Cala varques

Estas tres también me encantaría haberla visto. A nosotras nos pillaba ajustadas de tiempo y lejos.
Según vuestra posición ya miráis que playa os gusta más.

Espero que os sirva de ayuda.

Gastos en Mallorca

Hola a todos otra vez!

Aquí os traigo un nuevo post de todos los gastos que tuvimos mis amigas y yo en nuestro viaje a Mallorca.

Nosotras íbamos en un plan Low cost y para ser mi primer viaje no me salió nada mal. (O eso creo, ahora veréis que tal jeje )

Para empezar el vuelo nos costó 84€ por persona Málaga – Palma de Mallorca. Donde entra una maleta facturada para las cuatro y la comisión que se llevan al cobrarte con tarjeta. Lo pagamos a través de Lastminute.com.

El hostal se llama Hotel Arcadia. Lo encontré a través de booking.com  y lo reservé sin ningún tipo de pago en el instante. El precio era de  35€ las tres noches con desayuno incluido, por persona. Muy barato.

El alquiler del coche nos costó 140€ los cuatro días.( 35€ p.p). A la hora de pagar, tienes que pagar con visa y dejar un depósito del mismo valor que pagas por el alquiler. En total pagamos 280€ del cual, la mitad te devuelven al terminar tus vacaciones más de gasolina aproximadamente por persona 10€

La entrada a las cuevas del Drach cuesta 16€ con un guía y vuelta en barco opcional.

El autobús de ida y vuelta a la discoteca 5.20 p.p. La entrada a la discoteca Tito`s cuesta 15€ si eres de Mallorca y 20€ si eres turista. Con nuestro acento Andaluz es imposible confundir a la relaciones pública así que compramos la entrada a 20€ con una bebida.

El parking en el centro era de pago, nos costó 5€ todo el día.

El tranvía de Soller nos costó 19.50€ ida y vuelta.

Comidas y cenas:

El primer día encontramos un mercadona justo a 2 min de nuestro hotel, entonces lo primero que hicimos es pillar bebidas para la noche y picoteo (Pan, paté, zumos…)

En total en el Mercadona nos gastamos unos 10€ p.p

La primera noche cenamos en una pizzería cercana y nos costó una pizza y un refresco unos 13€ p.p la verdad que comer en un restaurante por esa zona era algo caro.

Al siguiente día comimos un bocadillo con la bebida en el aeropuerto por 4€ p.p

Para la cena de viernes cenamos en el hotel un campero nos gastamos 3€ p.p (Compartiendo entre dos el campero.)

El Sábado almorzamos también el hotel platitos de paella casera nos costó 4€ p.p

y a la noche fuimos al Mcdonalds 6€ p.p

Ya al día siguiente solo nos quedó comprar regalitos y ensaimadas que en total me gaste 10€

  • En total nos gastamos 280€ por persona cuatro días. ¿ Qué os parece? Espero vuestros comentarios.

Mallorca en cuatro días.

Hola a todos aquí va mi primer post, y que mejor forma que empezarlo con Mallorca.

Mallorca con mis tres mejores amigas.

Desde pequeñas hablábamos de irnos a Mallorca como algo imaginario e incoherente, pero un día nos atrevimos a planearlo y así empieza esta aventura.

Decidimos irnos a finales de Septiembre del 25 al 28. Cuatro días y tres noches.  ¿Que hacemos cuatro niñas de veinte años en Mallorca? Algunas sin haber montado en avión nunca y otras sin haber salido de Andalucía. Pero bueno era nuestro sueño y ¡allá vamos!

El hotel no está nada mal.Se llama Hotel Arcadia, tiene piscina, un bar, terraza amplia pero un ascensor muy pequeño. Nos pusieron en habitaciones separadas. La verdad que para quien viaje en nuestro plan lo recomiendo mucho. El desayuno muy variado y de calidad. Las camas cómodas y no es una zona muy ruidosa por la noche. La zona se llama El arenal.

Teníamos una playa bajando la calle, zona de restauración, un Mercadona y paradas de autobús.

El jueves, al llegar al aeropuerto alquilamos un coche con la compañía Six.

Cuando llegamos al hotel soltamos las cosas y nos pusimos dirección a las Cuevas de Drach. Con el GPS llegas perfectamente, de nuestro hotel allí se tardaba 55min aproximadamente, así que nos pusimos en camino.

Son impresionantes no, lo siguiente. Son unas cuevas normales hasta el momento en el que llegas a una galería, donde te sientan a ver un espectáculo increíble. La verdad que no me lo esperaba y tenía los pelos de punta y las lágrimas saltadas. Es un momento mágico.

Al salir de las cuevas, le dimos a un árbol con el coche de alquiler. Del cual la compañía six se hizo responsable sin ningún gasto adicional.

Esa noche la verdad que estábamos algo preocupadas por el coche, aunque fuera un rasguño de nada. Así que cenamos en una pizzería cercana a nuestro hotel y nos acostamos.

La única pega que le pongo a la zona donde nos quedamos, es que está completamente volcada al turismo alemán, el turismo castellano, lo apartan de tal manera que la carta de los restaurantes es en inglés y alemán. Los camareros no saben castellano. Entonces nos fue algo difícil expresarnos con la camarera que nos atendió.

El viernes por la mañana fuimos al aeropuerto a cambiar de coche. Así que tuvimos que cambiar un poco nuestro plan. De pensar en ir a la playa Es trenc y almorzar por allí a almorzar un bocadillo de tortilla del aeropuerto e ir directos a Calo des Moro.

De nuestro hotel a Calo des Moro se tarda 40 min y como el aeropuerto lo tenemos a 5 min del hotel tardamos en llegar a Calo des Moro 45 min aproximadamente, otra vez nos ayudó nuestro fiel amigo el GPS.

Eran las tres y media de la tarde cuando aparcamos el coche en unos aparcamientos adaptados en esa zona. Antes de llegar a Calo des Moro hay que bajar unos 20 o 30 escalones aproximadamente y llegas a un mirador impresionante.

No hay palabras. A mano derecha te encuentras una cala muy pequeña donde ya no daba el sol porque lo tapaba los barrancos y las montañas. A mano izquierda hay un pequeño puerto que se llama Cala S’Almonia donde nos quedamos un rato. No tiene arena, solo suelo y un acceso bastante malo al agua. Pero el agua es muy limpia y muy transparente. Nos encantó esta cala.

Cala S’Almonia
Cala S’Almonia

Como nuestra prioridad era Calo des Moro, no estuvimos mucho tiempo, así que sobre las 5 de la tarde, seguimos nuestro camino a Calo des Moro. Para llegar solo tenéis que seguir a la gente como cinco minutos hasta llegar a un mirador, donde si bajas un poco la mirada, te encuentras esta maravilla de la naturaleza. Nos quedamos como veinte minutos pensando cómo bajar, porque tiene un acceso malísimo. Tanto, que muchos turistas no bajan y se quedan en el mirador.

Cuando llegas y toca esa arena, es gloria. Una arena fina y blanca.

Ya eran las 17:30 de la tarde y no es la mejor hora para esta cala, porque se va el sol sobre las 6 de la tarde. Aun así la temperatura del agua es buenísima. Nos dio tiempo suficiente a disfrutar de esta estupenda cala. Para mi la mejor que tiene Mallorca.

Nos ponemos dirección al hotel, hoy toca marcha. Teníamos pensado ir a la discoteca Tito’s. Antes de llegar al hotel, tenemos un Mercadona y nos paramos a comprar bebidas y picoteo para esta noche.

Los de recepción son como nuestros padres “tened cuidado esta noche” “no perdáis el bus” ” no soltéis las copas ” ” disfrutad mucho” Son una pareja ya Mayores que extrañan el turismo español y estamos encantadas con estos detalles.

Como hemos bebido, decidimos coger el bus, que nos dejó en el paseo marítimo donde le tenemos que hablar a unos policías para que nos indique dónde está la discoteca. Por el mismo paseo te encuentras relaciones públicas de la discoteca Tito’s. La entrada te la venden ellos, enseñándoles tu DNI.

La discoteca es una señora discoteca. Tres plantas, dos salas de música diferentes, una terraza para fumadores, sillones para descansar, espectáculos…

Después de pasar una noche impresionante, llegamos al hotel a las 7 de la mañana y a las 8 y media levantadas.

Soller nos espera. Fuimos en coche al centro que se tarda 5 min y aparcamos en un parking.  Está justo detrás de la parada del tranvía, donde ponemos rumbo a Soller. Fijaros bien en los horarios de subida y bajada ya que solo suben dos veces y bajan dos veces (o por lo menos cuando fuimos era así)

40 min de camino que nos quedamos frita. Estábamos muertas. El paisaje era muy bonito pero el sueño nos podía a todas. Cuando llegamos a Soller nos espabilamos y la verdad que soller es muy bonito, es un pueblo muy turístico, apenas puedes andar sin tropezarte con gente.

Hay muchos puestos, una catedral muy bonita y una plaza enorme donde los viejitos se sientan a la sombra a ver pasar a tantísimos turistas. Soller se ve en menos de una hora, así que bajamos en el tranvía siguiente y, otra vez a dormir.

Cuando llegamos fuimos al hotel a cambiarnos para ir a la playa. Almorzamos en el bar del hotel para no tardar más y fuimos dirección a Cala Llombards, se tarda en coche 40 min. El GPS nos dejo por la zona lateral a esta cala, lo cual hay que bajar escaleras y cuando llegamos a la arena nos dimos cuenta de que por la parte de atrás hay otra entrada más directa donde aparcar el coche justo al lado. (En esta foto os enseño donde yo aparqué, que es el circulo rojo y donde recomiendo aparcar, circulo verde.)

Bueno la cala Llombards es preciosa, nos tiramos un un rato haciéndonos fotos y viendo la imagen de postal que te ofrece esta cala.

Nosotras llegamos a la cala sobre las cuatro de la tarde y nos costó bastante situarnos por la gente que había, una vez se va escondiendo el sol la gente se marcha y sobre las siete está la playa completamente vacía. Este día lo disfrutamos tomándonos unos cócteles del chiringuito. La verdad que pasamos una tarde relajada, descansando que nos hacía falta.

Llegamos al hotel, nos duchamos y cenamos en el McDonald que teníamos justo debajo, en el paseo.

Estábamos agotadas y para las Díez de la noche ya estábamos acostadas.

El domingo llovía, llovía mucho. Así que nos tocó comprar los regalo corriendo de un lado para otro y empapadas. Compramos unas ensaimadas en una panadería unas calles más atrás del hotel.

Para que os hagáis una idea del turismo de aquella zona, la dueña de aquella panadería era Malagueña, y al escucharnos hablar con nuestro acento se puso a llorar como una magdalena. Nos dijo que hacía mucho tiempo que no escuchaba gente de Andalucía y que echaba mucho de menos nuestra tierra.

¡Que dulce! Igual que sus ensaimadas. Que nos duró todo el viaje y seguían riquísimas.

Después de comprar regalitos, nos despedimos de nuestra familia del hotel y fuimos a la gasolinera a echar gasolina. El depósito había que dejarlo tal cual lo encontramos, lo limpiamos y lo devolvimos.

A las tres de la tarde del domingo 28 de Septiembre terminó nuestro viaje, mi primer viaje fuera de la península y seguro que no el último.

Espero haberos servido de ayuda. Cualquier pregunta o sugerencia en los comentarios.

SUBIR